Nuestro principal objetivo, es ofrecer productos de la máxima calidad a todos nuestros clientes garantizando la sostenibilidad de sus procesos a largo plazo y garantizando los plazos de entrega.

Para ello contamos con un grupo humano que ha demostrado las cualidades necesarias para desarrollar un trabajo óptimo.

Estamos orgullosos de poder decir que contamos con personas que llevan con nosotros desde hace 35 años, en definitiva estamos orgullosos de trabajar con un grupo humano sin el que sería imposible satisfacer adecuadamente los altos estándares de producción y entrega a los que nos enfrentamos día a día.

Todas nuestras operaciones se desarrollan bajo un prisma ético y responsable.

Desde que en 1973 D. Rafael Marín fundase Laystil, estos han sido los parámetros y la filosofía por la que nos hemos regido y queremos seguir siendo fieles a ello. Nuestro código de Conducta y Prácticas Responsables establece los principios de obligado cumplimiento en todos y cada uno de los ámbitos en los que desarrollamos la actividad operativa y comercial, sean estos de responsabilidad directa o indirecta de la empresa.

Laystil se rige por una política de transparencia permanente que se concreta en constantes lazos comunicativos para garantizar que nuestros clientes dispongan de información clara, completa, homogénea y simultánea, para valorar nuestra gestión.